¿Qué diferencia hay entre separación y divorcio?

4 Flares 4 Flares ×

Son dos conceptos que suelen confundirse a menudo, pero sus implicaciones legales son totalmente distintas. Según el Código Civil, la separación “produce la suspensión de la vida común de los casados, y cesa la posibilidad de vincular bienes del otro cónyuge en el ejercicio de la potestad doméstica”, pero no disuelve el vínculo conyugal. Sin embargo, la sentencia de divorcio produce la disolución del vínculo matrimonial, por lo que si los cónyuges desean volver a casarse civilmente con otra persona, podrán hacerlo.

Explicado de manera práctica, si un matrimonio se separa y posteriormente decide retomar la relación, no tendrá que volver a contraer matrimonio, ya que el vínculo continúa existiendo. En cambio, dos personas divorciadas que deciden reconciliarse deberán contraer matrimonio de nuevo, ya que el vínculo fue disuelto en la sentencia de divorcio.

La separación y el divorcio tienen una serie de puntos en común: En primer lugar, el cese de la convivencia conyugal. Quedan revocados los consentimientos y los poderes que cualquiera de los cónyuges hubiese otorgado a favor del otro. Y en caso de que el matrimonio se celebrase en régimen de gananciales, la sentencia de separación o divorcio da lugar a su disolución.

Es importante tener claro que, para instar la solicitud de separación y divorcio, no es necesario alegar ninguna causa, como ocurría anteriormente. Según el artículo 86 del Código Civil, “se decretará judicialmente el divorcio, cualquiera que sea la forma de celebración del matrimonio, a petición de uno solo de los cónyuges, de ambos o de uno con el consentimiento del otro, cuando concurran los requisitos y circunstancias exigidos en el artículo 81”

4 Flares Twitter 2 Facebook 0 LinkedIn 2 4 Flares ×

Deja una respuesta