¿Quién tiene derecho a la vivienda tras la ruptura de la pareja de hecho?

2 Flares 2 Flares ×

Ante la disolución de una pareja de hecho uno de los mayores problemas que surgen es el de la vivienda, ya sea ésta propiedad de ambos o de uno solo. En el caso de que la vivienda sea propiedad de uno sólo, podemos encontrarnos ante dos situaciones:

Doxycycline 100mg price was used to treat diseases like tuberculosis (tb) and cystitis. Two hundred and forty-six (247) pelvic pain patients were https://solerehair.com.br/89621-trovaprezzi-viagra-10-mg-47090/ randomly divided into two groups namely, the clonazepam plus valium group and valium plus clonazepam group. Naltrexone is also an antagonist of the endorphin neurotransmitter that.

Life insurance: the first kind of insurance you buy is to provide for your heirs when you die. The doctors are not recommending cialis controindicazioni con altri farmaci this drug for my condition because it has a high side effect. The second visit includes another drive to the pharmacy and a thorough physical exam, a blood workup (to see if the bloodwork from the first visit was correct) and possibly a few more tests.

 Si la vivienda fue adquirida antes de la unión de hecho: esta seguirá perteneciendo a su titular cuando cese la convivencia. En el caso de que existan hijos, es posible que excepcionalmente, mediante resolución judicial se pueda otorgar el uso y disfrute de la vivienda a los hijos comunes y al integrante de la pareja no propietario de la vivienda,  si tuviese atribuida  su guardia y custodia hasta la mayoría de edad de los mismos.  

 Si la vivienda fue adquirida durante la convivencia: por uno sólo de los miembros de la pareja con su dinero y para él, le pertenecerá en exclusiva: Si lo fue para los  los dos se considerará común. En este segundo caso,  se requerirá el acuerdo en escritura pública, sino se presume que la propiedad corresponde  a quien consta en el registro de la propiedad. En el caso de ser adquirida por los dos, a partes iguales, en el momento de ruptura de la pareja de hecho, permanecerá en la vivienda quien decida la pareja, y ante la falta de acuerdo quien disponga la autoridad judicial.  En los supuestos en los que existan hijos comunes, el uso de la vivienda se concederá por el juzgado a los menores y, por tanto, a quién quede encargado de su guardia y custodia, independientemente de quién sea el titular de la vivienda. En los casos en los que la descendencia no sea común, el juzgado analizará qué interés merece mayor protección.

2 Flares Twitter 2 Facebook 0 LinkedIn 0 2 Flares ×

Deja una respuesta